PORTALES DEL CAFE

Panaca !

Parque del Cafe

Ruta por encantadores pueblos y paisajes cafeteros.
4 DIAS RUTAS

Día 1. Relájate en una auténtica hacienda cafetera colombiana y disfruta de sus posibilidades

Esta ruta propone aproximarte a esta tierra cafetera entrando por el aeropuerto internacional del Edén, situado en la ciudad de Armenia, capital del Departamento del Quindío. Desde el aeropuerto nos trasladaremos a una hacienda cafetera colombiana, ya sea en Armenia, Calarcá, Montenegro o Quimbaya. La hacienda te fascinará: sus vivos colores, su singular arquitectura, caracterizada por amplios porches adornados con flores, donde podrás relajarte, mientras tu vista se pierde en espectaculares paisajes. Disfrutarás de apacibles paseos entre cafetales, adquiriendo tus primeras nociones sobre el universo del café, percibiendo el aroma a frutas exóticas para luego degustarlas.

Día 2. Recorre y saborea el paisaje cafetero en jeep willys

Nos subiremos a un colorido Yipao o jeep panorámico que nos conducirá por caminos rurales de la cordillera central quindiana a través de cafetales y esponjosos guaduales, coloridos cultivos y vistosas fincas cafeteras hasta el pueblecito de Buenavista, así denominado por las maravillosas postales que te brindará de verdes cafetales y los valles Quindío y Maravélez. Muy cerca de Buenavista, en un lugar privilegiado, disfrutaremos de una verdadera experiencia cafetera en una finca donde conocerás todo el proceso, incluido un curso de catación! Para finalizar, relájate en su imponente mirador mientras saboreas su café, dulce e intenso. Tras nuestra experiencia cafetera continuaremos camino hacia el precioso pueblo de Pijao. Tan bello como pequeñito, con la Cordillera Central como frontera natural, este pueblo cafetero aspira a formar parte de la red mundial de “Cittaslow” próximamente. Aquí tomaremos un delicioso almuerzo para luego disfrutar de su tranquilidad y cuidada arquitectura antioqueña durante un relajante paseo por sus calles.

Día 3. Pasea entre palmas gigantes en Valle del Cocora y disfruta de la cultura cafetera en el pueblo de Salento

Dejaremos la hacienda para dirigirnos a Valle del Cocora. A pie o a caballo, atravesaremos el siniestro bosque de niebla, donde apreciaremos las altísimas palmas de cera, la flora y fauna de este lugar único. De regreso, tomaremos el sendero ecológico de la bipalma donde quedaremos fascinados con la historia sobre la adoración que los indios Quimbaya les procesaban. Tras el almuerzo, a base de suculenta trucha, nos desplazaremos al coqueto pueblo de Salento, con sus coloridos balcones, plaza principal e interesantes tiendas de artesanía situadas en la Calle Real. Cerca de la plaza nos espera otra oportunidad de degustar un café diferente al catado en nuestra anterior jornada, pero también exquisito. Al caer la noche podremos escoger entre la numerosa oferta de restaurantes de cocina tradicional o internacional de los que dispone Salento, y tomar algo en sus coquetos bares.

Día 4. Descubre más bellos pueblos cafeteros o vive experiencias entre jardines y mariposas

Si tu vuelo de regreso es en la tarde, puedes continuar viviendo experiencias en el Paisaje Cultural Cafetero. Te proponemos 2 opciones: Opción 1: Si deseas finalizar tu viaje con una experiencia de un carácter más cultural, podemos partir en la mañana para Filandia, un coqueto pueblo cafetero que dispone de un fantástico mirador a las afueras desde donde podrás tomar grandiosas panorámicas de las suaves y mullidas colinas bajas del paisaje quindiano. Nos acercaremos después al barrio de artesanos San José para apreciar el buen trabajo en cestería. Opción 2: Si por el contrario, te apetece una opción más relacionada con la naturaleza, nos dirigiremos al municipio de Calarcá, donde se encuentra el Jardín Botánico y Mariposario. Allí quedarás fascinado paseando entre jardines mientras te envuelve el delicado aleteo de 1.500 mariposas. También podrás pasear por deliciosos senderos ecológicos, mientras el guía interpreta para ti las múltiples especies de flora y fauna que este espacio conserva, siendo reconocido como un Área de Interés Especial para la Observación de Aves (AICAs).

RUTA DE PUEBLOS CON ENCANTO
La ruta arquitectónica conduce al visitante a través de algunos de los pueblos más hermosos del Quindío. La herencia arquitectónica de la colonización antioqueña dejo un legado de colorido y formas que se entremezclan armoniosamente con el entorno natural. La guadua, el bahareque y los materiales propios de la región son los protagonistas de esta ruta.

Pijao
En Pijao es palpable una sutil simbiosis entre lo rural y lo urbano, evidente en su conservada arquitectura tradicional de la colonización antioqueña. Las viviendas del pueblo guardan rasgos similares con las casas típicas campesinas. La arquitectura esta inspirada en los tonos y las figuras que ofrece el entorno natural y la actividad cafetera. Verdes de todas las tonalidades posibles, el rojo del grano de café maduro, el azul del cielo y los colores de las aves. Formas de rosetones, tréboles y estrellas adornan los techos y aleros.

Calarcá
En Calarcá, se ha adelantado un proceso de recuperación de la memoria y el patrimonio. Muchas de las fachadas de las casas más representativas de la arquitectura tradicional de la Colonización Antioqueña han sido renovadas y dotadas de una señalización interpretativa que narra la historia de la casa y de sus antiguos habitantes. Cabe destacar en el conjunto arquitectónico de Calarcá más de 30 casas recuperadas entre las que se destacan; la casa de las Téllez, la Alcaldía Municipal, el Hospital la Misericordia, el restaurante Bakkho y la Escuela Rafael Uribe Uribe.

Salento

El excelente estado de conservación de su arquitectura tradicional de la colonización antioqueña y la innegable belleza de su entorno natural, encabezado por el Valle de Cocora, hacen de Salento uno de los municipios precursores del turismo en el Quindío.
La Calle Real atraviesa Salento y es lugar donde transcurre la vida cotidiana y turística del pueblo. En ella se encuentran cafés tradicionales, restaurantes, tiendas de artesanía. En la Calle Real, la arquitectura típica del eje cafetero es la protagonista. El colorido de las casas y los balcones se inspira en la cultura del café y en los tonos de la naturaleza.

Filandia
Filandia conserva buena parte de las primeras casas que levantaron sus fundadores. La calle del tiempo detenido, es un ejemplo de lo bien conservada que está la arquitectura tradicional en Filandia. El estilo de las casas es el típico de la colonización antioqueña con algunos rasgos de los sistemas constructivos del Gran Cauca. La adaptación al clima frio de la zona se hace evidente en los grandes aleros de las viviendas.

Entre los sistemas constructivos cabe destacar la tecnología del bahareque en tapia, los techos de considerable altura, colores vivos inspirados en tonos de la naturaleza; balcones, zócalos y patios interiores. Algunas viviendas conservan maderas autóctonas de la región como nogal, roble, cedro y guayacán.

CORREDOR ARMENIA, CALARCÁ, BUENAVISTA Y PIJAO
Este corredor por la Ruta de Cafés Especiales lleva a un recorrido por las tradiciones del Paisaje Cultural Cafetero del municipio de Armenia, Calarcá, Pijao y Buenavista, disfrutando la experiencia de vivir todo el proceso del café. Se inicia en la capital quindiana donde las tiendas de cafés ofrecen diversidad de productos y artesanías a base del grano, entre los lugares más representativos se encuentran Café Quindío Gourmet, la Tienda de los Mecatos Coffee Shop, Café Juan Valdez y Café Jesús Martín.
Desde allí se toma la vía que conduce hasta el municipio de Calarcá por el sector conocido como “la Y”, pasando por el corregimiento de Barcelona hacia Rio Verde, donde se observan cultivos de café acompañados de los mejores paisajes del departamento del Quindío.
Siguiendo la vía que conduce al municipio de Pijao, el recorrido llega hasta el Parque de la caficultura, el entretenimiento y el avistamiento, PACEA; una experiencia que dura 4 horas. Cinco estaciones de sendero interpretativo hacen parte de este lugar entre las que se destacan el puente tijera y el helicoidal, muestras de la arquitectura en guadua; así como un cultivo de café asociado a especies complementarias con altos estándares de calidad, el avistamiento de aves propias de la región y una zona refrescante con cascada y piscina natural.
Este corredor por la Ruta de Cafés Especiales continúa en el municipio de Pijao, caracterizado por su arquitectura colonial, propia de la zona cafetera. Su plaza principal invita a saborear y disfrutar de un buen café, este agradable aroma conduce a Café Lugman, reconocido por su variedad y calidad de productos a base del grano.
Desde allí el recorrido llega a la Terraza Café San Alberto un lugar rodeado de naturaleza y cafetales, propicio para realizar el Café Premium Tour con catación, una experiencia llena de tradición y sabores, donde el turista puede conocer más del proceso del café, así como aprender a reconocer una buena taza de esta bebida tradicional del Paisaje Cultural cafetero, todo esto acompañado por expertos baristas de la región. El municipio de Buenavista hace parte de esta ruta, que sigue combinando la cultura y tradición del café con los bellos paisajes, un lugar para relajarse y disfrutar de una deliciosa bebida o postre a base de café.